educación
EDUCACIÓN

Mi segundo año en UNIR

Después de mucho tiempo por fin me animo a escribir mi segundo año en UNIR

 

Os recuerdo que ya he escrito tres entradas sobre esta universidad y mi experiencia. Os las dejo por aquí:

 

Pros&Cons de UNIR

Resumen de mi experiencia en UNIR

Mi primer año en UNIR

 

Aviso que todo lo que cuento y explico es lo que YO viví y experimenté. Desconozco cómo son las cosas ahora en UNIR

 

Una vez dicho esto, empiezo a contaros mi segundo año en UNIR que ya hace cuatro años de eso (imagínate). 

 

 

Mi segundo año en UNIR empezó en Madrid. Yo estudiaba un máster en traducción audiovisual y a la vez seguía acabando mi grado en educación primaria. 

 

ASIGNATURAS

 

Aquel año me cogí muchísimas más asignaturas que el primero, incluidas las primeras prácticas (os recuerdo que yo tuve que volver a hacerlas todas debido al cambio de plan de estudios).

 

Si no recuerdo mal, mi segundo año respecto a asignaturas fue un mix entre primero, segundo y tercero de carrera. Las de cuarto me las dejé para el último año. 

 

Sin embargo, siento deciros que mi memoria no logra recordar cómo fueron esas asignaturas, ni cuales me cogí ni nada por el estilo, pero sí me acuerdo muy bien de las prácticas y de los exámenes.

 

PRÁCTICAS

 

La búsqueda de colegio para el practicum tienes que hacerla tú. Es decir, tú tienes que ponerte a enviar mails a colegios que te interesen para hacer tus prácticas y esperar a ver si quieren un alumno de prácticas o no. 

 

Yo, por lo menos, lo hice así. Quería asegurarme que el colegio que yo quería era el que me iba a dar las prácticas. 

 

Es posible que ningún colegio te conteste. Si fuera el caso, tú puedes poner su contacto como opción en el documento que te da la UNIR y dejar que la universidad se encargue. Intuyo que si la universidad no se puede poner en contacto con ese colegio, contactaran con tu segunda opción y sino con tu tercera (creo recordar que solo podías poner tres opciones. Quizá me equivoco).

 

Cuando ya sabes que el colegio te ha aceptado como alumno de prácticas, empieza toda la burocracia. Tienes que ir a que te sellen los documentos, enviarlos a UNIR… etc. 

 

Y esperar a que llegue el día. 

 

A mi, aquellas prácticas en Madrid, me devolvieron el amor por la docencia, el cual otras prácticas me lo habían hecho perder por completo. 

 

La elección de colegio de prácticas, a veces, es cuestión de suerte, por el mismo colegio y por el profesor que te toque. 

 

Yo he tenido muy malas experiencias y he tenido buenísimas experiencias. 

 

Creo que UNIR, dándote la posibilidad de que tú escojas el colegio, es genial. 

 

Es muy importante el colegio que escojamos para hacer prácticas. Vamos a pasar bastantes horas ahí y es una puerta a nuestro futuro como docentes. Ahí vamos a ver todo lo que NO hemos visto durante la carrera (porque la teoría es una cosa y la práctica es otra).

 

Como recomendación, TE RECOMIENDO que si puedes escoger como colegio de prácticas, tu colegio de toda la vida lo hagas. Yo lo hice y fue lo mejor que pude hacer. 

 

EXÁMENES 

 

Respecto a los exámenes, los pude hacer perfectamente en Madrid (soy de Barcelona para lxs nuevxs) y super bien. No tuve que ir a Barcelona expresamente a hacerlos (como me pasaba en Londres). 

 

LA FIGURA DEL TUTOR

 

Si has leído mis entradas sobre la UNIR sabrás que existe la figura del tutor. Esta persona te llama o se pone en contacto contigo cada X tiempo para saber cómo te va, si tienes dudas o cualquier cosa.

 

Yo recuerdo que aquel año, no sé qué hice, bloqueé el número de mi tutora y no había manera de que se pusiera en contacto conmigo via teléfono. Lo peor de todo es que me enfadaba con la UNIR por un error mío (xD). Al final lo solucioné y todo perfecto. 

 

CLASES 

 

No iba a hablar de las clases onlines, pero viendo vuestros comentarios en otras entradas, veo importante hacerlo.

 

Las clases onlines NO son obligatorias. Puedes asistir a dos y te dan unas milésimas de punto (si no recuerdo mal), pero NO son obligatorias. 

 

Todas y cada una de ellas las puedes ver en diferido, que es como lo hacemos casi todos los que hemos estudiado en UNIR

 

Lo único que no me gustaba (y sé de más gente que opina lo mismo) de las clases era el maldito chat. 

Es cierto que es la «única» via de contacto con el profesor durante la clase, pero una cosa es preguntar una duda sobre el temario o de lo que se dé ese día en clase y la otra es decir tonterías y constantemente interrumpir al profesor porqué has llegado tarde a la clase (a nadie le importa, básicamente). 

 

[Siento si suena un poco borde y radical, pero vivir eso durante tres años fue un infierno y la gente lo que quiere es que el profesor empiece a dar la clase cuanto antes, no a qué vaya contestando a todo aquel que llega tarde o a todos los «hola» que escribe la gente por el chat].

 

COMPAGINAR ESTUDIOS

 

Yo, por suerte, siempre pude compaginarlo todo. Mis estudios, mi vida personal…

 

Es cierto que hubo momentos en los que quise tirar la toalla ya que a veces UNIR te sobrepasa. También hubo momentos en los que tuve que estar encerradita en mi habitación estudiando, pero TODO PASA y de (casi) TODO SE SALE. Así que yo, personalmente, no puedo ni quiero quejarme mucho respecto a eso. 

 

Y esto vendría siendo mi segundo año en UNIR

 

Si quieres que escriba mi tercer y último año en UNIR, déjamelo abajo en comentarios y comparte esta entrada a quién creas que pueda interesarle. 

 

¡Hasta pronto!
xoxo

Irene

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad