salud
Salud

Yo también la dejo #2

Después de publicar la primera entrada del Yo también la dejo, me preguntaron si estaba en contra de la píldora, qué era exactamente lo que dejaba y muchísimas preguntas más en relación a todo este tema… y me surgieron ciertas inquietudes que he decidido comentar en esta nueva entrada.

Vuelvo a repetir, porque no quiero que se mal entienda nada de todo esto, que el dejar la píldora es una decisión propia, lo que yo explico o dejo de explicar es algo personal y en ningún momento estoy diciendo que todas aquellas personas que están tomando la píldora o tengan pensado tomarla, dejen de hacerlo o no lo hagan.

Dicho esto, empecemos.

Creo que explicar lo que es la píldora anticonceptiva a estas alturas no es necesario. Hay mucha información acerca de ello en Internet y si más no, todo el mundo, incluidos hombres, saben lo que es, sus efectos y para qué sirve.

En ningún momento he dicho ni diré que estoy en contra de la píldora.

En ningún momento, repito.

Creo que la píldora cumple bastante bien para lo que está hecha.

Tiene, obviamente, efectos secundarios como también los tienen el ibuprofeno y el paracetamol y no se crea tanto revuelo. Además, hay personas que por problemas hormonales, por ovarios poliquísticos, etc tienen que tomarla y no hay más.

Creo que lo que sí que hay que explicar es que la píldora no hay que tomarla por obligación ni porque no se quiera tener la regla, ya sea porque me da asco, porque me cago en ella o porque no me gusta sangrar cada mes durante 7 días.

En relación a tomarla por obligación, obviamente me refiero a que tu pareja no puede obligarte a ello porque él no quiera ponerse un preservativo. Todos sabemos, ellos incluidos, que el tomar una pastilla anticonceptiva no nos libra de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), así que tomarla porque te obligue tu pareja para no quedarte embarazada no tiene ningún tipo de sentido. Y no lo tiene, porque las ETS son una cosa seria también.

En relación a tomarla porque no queremos tener la regla, me preocupa y mucho. Me preocupa porque eso demuestra la poca conciencia femenina que tenemos las mujeres. Sé de muchas chicas que les da asco su propia sangre, se cagan en todo cuando les viene la regla o se van de vacaciones a la playa y para no tener la regla empiezan un nuevo blíster (queriendo decir esto que las pastillas de placebo se las saltan y no sangran ese mes).

Somos mujeres y sangramos porque somos cíclicas y porque es nuestra condición de mujer. Y posiblemente se haya inventado la píldora por la poca conciencia femenina que hay hoy en día en nuestra sociedad, entre muchas otras razones.

Yo misma he tomado la píldora y yo misma me he dado cuenta que, a pesar de vivir genial mientras la tomaba porque me dolía y sangraba muchísimo menos, esa mujer, realmente, no era yo ni estaba dejando que mi cuerpo fluyera de manera natural.

Soy la primera que se ha quejado de tener la regla, de sus dolores y de cagarse en la p**** por ello, pero como ya dije en la primera entrada y gracias a la lectura de Luna Roja, creo que todo esto, muy en el fondo, es cómo la sociedad quiere que nos sintamos y reaccionemos ante el sangrar cada mes.

Chicas, tenemos muchísimo poder dentro de nosotras, pero como muchas veces digo, no somos para nada conscientes de ello ya que nos lo han arrebatado con el paso del tiempo.

Con todo esto que digo, no estoy incitando a nada, ni quiero hacerlo. Cada una es libre de tomar sus propias decisiones, siempre y cuando sean las SUYAS PROPIAS.

Eso sí, ya que creo que nos haremos un gran favor como mujeres, quién quiera tomar la píldora anticonceptiva que lo haga, pero que sea consciente de lo que eso conlleva como mujer y para el desarrollo de su conciencia femenina.

Quién decida dejarla, como yo y como muchísimas otras mujeres que conozco que la han dejado, welcome al #yotambiénladejo.

PD. Espero que no se malinterprete nada de lo que digo. No estoy en contra de la píldora. Simplemente creo que tener la regla forma parte de nosotras y tenemos que aceptarla tal y como es y tal y como viene. Ahí está la gracia de la conciencia femenina.

 

STAY TUNE al

#yotambiénladejo

Facebook | Instagram Personal | Instagram Foodie |  Twitter 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.