tener pareja: presión social o elección propia
reflejos del alma

Tener pareja: ¿presión social o elección propia?

 

tener pareja: presión social o elección propia
Foto de Ketut Subiyanto

 

En la sociedad actual, el tener una relación de pareja es un tema qué, de alguna manera o de otra, genera debate, genera hablar de ello, así que vamos a hacerlo. 

Tener pareja, no hace mucho (porque las cosas están cambiando y la sociedad se está tornando más individualista cada vez) se presentaba y sigue haciéndolo (no queramos engañarnos) como una de las metas de la vida, como algo que hay que tener para llegar a ser feliz y realizarnos a nivel personal, y eso nos guste o no, ejerce una presión social hacia un gran número de personas, en concreto a las personas solteras o qué no quieren tener pareja por el motivo que sea. 

Quizá me digas, ¡qué dices! Yo no lo veo así…

Sigue leyendo, por favor.

 

 

Por si acaso, quiero avisar de que estoy generalizando.

Está claro que no todo el mundo se sentirá igual con lo que va a leer a continuación, ni tampoco coincidirá con mi opinión, porqué sí, lo que vas a leer en breves está basado en mi opinión y mi experiencia personal (cómo todo lo que lees en la web), pero estoy casi segura que muchas más personas asentirán o estarán de acuerdo, o se sentirán reflejadas con lo que van a leer. 

 

Tener pareja por presión o por elección

 

Volviendo a la presión social de tener pareja, por si crees que estoy exagerando, 200 participantes de una  encuesta que hicieron aquí coincidían en que existía una presión social para tener pareja.

Cómo ves, no exagero, porque es algo real y algo que está pasando a nuestro alrededor.

Y eso en otras palabras se resume a que si no tienes pareja eres un perdedor, un bicho raro, algo te pasa, algo está mal en ti, no tienes interés sexual, eres asexual (cómo si fuese un insulto)… y podríamos seguir. 

Para empezar, lo primero que hay que decir es que tener pareja o no debe ser una elección personal y decisión propia y por eso mismo no deberíamos juzgar a nadie, pero aun así, a las personas solteras se les juzga de una forma u otra, porque parece ser que cuesta entender que una persona por decisión propia quiera estar sola o considere que ahora no es el momento, o no haya encontrado a la persona con la que quiere compartir momentos de su vida.

La idea de que la felicidad se encuentra en una relación romántica ha calado hondo en la conciencia colectiva, ¿y sabes cómo ha pasado eso? La respuesta es muy fácil.

 

Conversaciones familiares, redes y expectativas sociales

 

Estas tres son algunas de las culpables de que las personas sientan esa presión de la que os hablo y crean que la felicidad equivale a tener una relación romántica con alguien.

¿Y cómo es eso, Irene?

En conversaciones familiares quizá es difícil de ver, pero seguro que te han preguntado muchas veces:

¿y qué ya tienes novio?

o

¿la novia pa’ cuando?

y eso quieras o no, inconscientemente, te cala, te presiona.

Con ese tipo de preguntas te están dando a entender, sin quererlo y sin darse cuenta, eh?, que si no tienes pareja no eres igual de válido, que te falta algo, que no estás en la honda, que con la edad que tienes y estás soltero es que algo malo estás haciendo.

 

El Impacto de las Redes Sociales en Nuestra Percepción de Tener Pareja

 

En redes sociales, la constante exposición y publicidad de parejas felices, que hacen planes juntas, y se disfrazan juntos, y llevan las mismas sudaderas o los mismos pijamas navideños puede contribuir a la percepción de que estar en una relación es la bomba, es lo que da felicidad… porque claro, ellos parecen taaaan felices. Al final eso puede aumentar la presión para que las personas busquen o quieran tener pareja. 

Aun así, esto de las redes sociales puede causar dos tipos de reacciones extremas (entre muchas otras, obviamente y bajo mi opinión): 

deseo en el sentido de que tú como persona humana que eres, desear tener eso con alguien y con ello ejercer esa presión de forma inconsciente de que tienes que encontrar pareja para poder llevar el mismo pijama navideño 

o todo lo contrario.

En plan, qué hacen estos dos? todo el día juntos, se visten igual, qué cursis, qué pesados…

¿Me equivoco? ¿o voy bien encaminada?

Anyway, sigamos y acabemos con la tercera y última culpable. 

 

Tener pareja es lo que se espera de ti

 

Las expectativas sociales básicamente quiere decir que el mundo espera que tengas pareja y eso es innegable, y cómo ya he dicho antes, si no tienes o no has tenido alguna vez eres un bicho raro a ojos de los demás, y no veas la presión que se siente hasta que descubres que estar soltera o soltero también puede ser una elección. 

La presión por tener pareja puede tener un impacto significativo en la vida de las personas y es importante recordar que hay personas que eligen estar con otra persona y otras que prefieren no estarlo. 

Somos conscientes que nadie presiona queriendo, pero hay que tener presente que presionar al otro por tener pareja con preguntas cómo: ¿tienes pareja? o la novia pa’ cuando… puede afectar su autoestima, crear ansiedad, y hacerles tomar decisiones apresuradas o decisiones infelices en el ámbito de las relaciones. 

Pero es que si sigues creyendo que estoy exagerando, leo esto.

Un estudio realizado por el sitio de citas Match.com, encontró que el 53% de los solteros siente presión para encontrar pareja y que el 75% de ellos cree que esa presión proviene de amigos y familiares.

Es fuerte, ¿eh? y que un 75% de solteros y solteras sientan que la presión proviene de amigos y familiares… telita. De la familia ya hemos hablado antes, pero qué pasa con los amigos…

 

Amistad vs Tener Pareja

 

Madre mía, los amigos y las amigas con pareja, ¿eh?

Poco se habla de ello y muy heavy lo que sucede con esto.

Poco se habla de la soledad que llegan a sentir todos esos amigos y amigas solteras cuando el resto del grupo tiene pareja.

Poco se habla de la presión que sienten los solteros por encontrar pareja porque sino ya no tienen con quién hacer los planes. 

Que aquí dirás, pues que la persona haga sus planes sola… Sí, claro, pero cuando es un plan tras otro los que tienes que hacer sola, porque ni tu amigo cuenta contigo ya… se te hace pesado y recordemos que somos seres sociales y nos gusta hacer cosas acompañados.

Y aprovecho este punto sobre hacer planes en solitario, ya que habrá personas que los hagan sin problema, pero hay otras personas, me incluyo, que para llegar a hacer planes solas recorren el ardúo camino de encontrarse a si mismas, de aprender que no necesitamos a nada ni nadie para hacer las cosas, pero que está bien hacerlas con alguien de vez en cuando porque somos seres sociales, y que si no hay nadie disponible o nadie quiere invertir su tiempo contigo (que también pasa), eres consciente y sabes que puedes hacer las cosas por y para ti mismo. Pero no es un camino fácil.

Poco se habla de lo muy rápido que se olvidan de cómo era estar soltero y todo aquello que habían hablado con la amiga o el amigo de no dejarse solos, de no olvidarse del otro… 

Y no solo eso, las personas en pareja no entenderán que sientas esa presión. Harán ver que sí, pero la gran mayoría no se acuerdan de cómo se sentían ellos al estar solteros y muchas otras no lo habrán estado prácticamente nunca.

Siempre he pensado que es muy difícil empatizar con una situación así. Se intenta y se agradece, pero la persona con pareja tiene algo que la persona soltera no tiene y es precisamente eso, no? una pareja.

La soltera cuando haga planes sola, llegará a casa y seguirá estando sola (si es por decisión propia eso que se lleva, pero si no es decisión propia…).

La persona en pareja, aunque haga planes sola, sabe que al llegar a casa tiene a alguien esperándole y alguien a quién poder contarle lo que ha hecho.

Y no podemos olvidarnos de que muchas veces te harán creer que la presión social de la que estamos hablando te la pones tú. Y aunque sabemos que eso no es 100% verdad, tiene algo de cierto porque hay que ser muy fuerte para evitar no solo sentirte presionado por la sociedad, sino que encima tú te estés latigando porque no encuentras a la persona adecuada, porque todas tus relaciones son una mierda y a todo el mundo que conoces parecen irle de maravilla.

Incluso te dirán: eso es lo que tú piensas; o para qué quieres pareja, si estás mejor soltera; o ya me gustaría a mí estar soltera…

A mí esta última frase me da hasta miedo, porque aquí entramos en otro tema.

Si te gustaría estar soltera o soltero, no sé a qué esperas para comunicarlo y dejar la relación que tienes porque está claro que bien con tu pareja no estás.

Pero no hablaremos de ese tema ahora.

Poco se habla de que mantener y cuidar las amistades es igual de importante que cuidar tu relación de pareja y qué poco se tiene en cuenta.

Es una pena que haya tantas personas que nos hayamos sentido así alguna vez y ya no hablo cuando las amistades están en otra liga (casadas o con hijos) porque eso también es otro tema.

Y sí, es cierto que cuando tienes pareja, al principio, quieres estar con esa persona. Al final, estás conociéndola, te gusta esa persona y tienes ganas de pasar tiempo y quedar con ella. Lo entiendo perfectísimamente. A todos y a todas nos ha pasado.

Lo que no compro es que nos olvidemos de nuestras amistades, al igual que tampoco compro que las amistades reclamen la atención de uno cuando ha conocido a alguien, que esto también pasa.

Creo que el secreto está en encontrar el equilibrio, entre pareja, amistades y uno mismo. Sobretodo, y quizá aquí me llueven críticas, pensar en uno mismo, sin hacer daño a nadie. Para mí, eso es lo más importante. 

Y con esto lo digo todo.

 

Ahora te invito a dar un paso más allá: ¿te has preguntado alguna vez qué significa realmente la felicidad para ti? Es hora de que tomes el control de tu narrativa personal.

Te animo a compartir tus experiencias, pensamientos y revelaciones en los comentarios con estas preguntas.

  • ¿Has sentido presión por tener pareja?
  • ¿Cómo has lidiado con ella?
  • ¿Qué descubrimientos has hecho sobre ti misma en el camino hacia la autoaceptación y la felicidad?

Recuerda, la verdadera felicidad comienza con la aceptación de una misma y la elección consciente de vivir tu vida según tus propios términos.

Estoy aquí para apoyarte en cada paso de tu viaje hacia el descubrimiento personal.

¡Deja tu comentario y unámonos en esta conversación transformadora!

 

 

Irene



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *