reflexiones
Reflexiones

¿Por qué me fui a Londres?

Debido a mi visita express este fin de semana pasado a mi Londres querida, hoy os traigo esta entrada la cual voy a resumir en unas cuantas líneas, ya que hice un vídeo sobre ello en el canal de YouTube (que ya no existe, pero conservo el vídeo) y ahí explico el porqué me fui a Inglaterra a vivir, face to face.


Una vez visto el vídeo, lo que quiero que se te quede, como lector, es lo que todo el mundo sabe y lo que cualquier persona te diría.

 

Después de una época mala, que seguro que todos hemos vivido alguna vez, y de toda la mierda que en algún momento de nuestra vida hayamos tragado, tenemos que aprender de ello y seguir hacia delante.

Al principio todo se ve NEGRO, pero después de la tormenta siempre llega la calma.

 

Personalmente, llegué a ver las cosas muy pero que muy jodidas y a tener pensamientos que ningún ser humano debería tener, pero hay algo muy importante que aprendí de aquella época, y de la que hago referencia en el vídeo, y es que no hay que tener miedo a pedir ayuda.

 

Sigo sin entender porque nos avergonzamos o porque la gente piensa que estás loco o te miran raro si vas al psicólogo o incluso, desde nuestro interior, porque rechazamos la idea de ir a un profesional cuando sabemos que es exactamente lo que necesitamos.

 

Señores. Señoras. NO PASA ABSOLUTAMENTE NADA.

 

Quizá los que necesiten realmente ir a un profesional sean las personas que miran raro o se ríen de ti por haber pedido ayuda, ¿sabes?

Dejemos que cada uno se ocupe de lo suyo y no hagamos daño a nadie con comentarios destructivos. 

 

Nos avergonzamos de cosas así ya que nos han enseñado a mostrarle la parte «guay» de nosotros a los demás, pero no nos damos cuenta de que de esta manera solo nos estamos haciendo daño a nosotros mismos.

Creo que pedir ayudar, y ya hablo de la ayuda que sea y la que tú creas necesaria para ti, es lo más importante ante momentos «malos» de cualquier tipo.

 

Cualquier tipo, repito.

 

Si empezáramos a compartir tanto lo bueno como la malo con las personas que nos rodean y aprendiéramos a escuchar tanto lo positivo como lo negativo a partes iguales, QUIZÁ el mundo iría un poquito mejor.

 

En relación al vídeo, para evitar malentendidos, quiero dejar muy claro que yo me fui a Londres por lo que os cuento ahí, pero eso no quiere decir que MI SOLUCIÓN al problema, sea la solución para los vuestros.

Sobra decir que cada uno de nosotros es único, que cada uno de nuestros problemas son un mundo y que lo que me vaya bien a mi, no tiene porque irte bien a ti.

NO nos comparemos con los demás y seamos SIEMPRE conscientes de que somos diferentes y únicos.

 

Es posible que muchos/as no supierais que tuve un canal de YouTube con una amiga y que muchos/as pensarais y sigáis pensando lo guay y la suerte que tuve en irme a Londres a estudiar y vivir allí tres años.

Esa es la parte guay, claro, pero detrás de esa mudanza a Londres con todo lo que aquello supuso en mi vida, hay una historia que no todo el mundo sabe.

El vídeo que posiblemente hayáis visto antes de leer todo esto es la historia con los detalles justos y necesarios para que os hagáis una idea del porqué me fui (que pa’ eso estamos aquí).

 

En su momento sé que ese vídeo ayudó a gente y valió la pena compartir el antes de Londres.

Así que espero que valga la pena ahora también.

 

¡¡Mil gracias por leerme!! 🙂

XoXo

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad