beauty
Beauty

Mi experiencia con la depilación láser #6

De verdad que cuando me pongo a escribir la nueva sesión de mi experiencia con la depilación láser, me río sola, porque siempre pienso que nunca voy a tener nada que contar y después pasa todo lo contrario. 

 

Así que, aquí estamos, después de tres meses, contándoos mi sexta sesión con el láser. 

 

Tienes todas las sesiones anteriores por El Café de las Cinco, sin embargo, te dejo aquí la última por si te despistaste.

 

Una vez dicho esto, prosigo.

 

 

Me quedan cuatro sesiones para acabar todas las zonas, excepto la línea alba que me quedan más, ya que empecé más tarde, y a pesar de estar contenta, porque lo estoy y porque llevo diciéndolo desde que empecé, esta vez he experimentado algo que no me acaba de gustar. 

 

Es cierto que yo empecé a ver cambios desde la primera sesión y es cierto que hay zonas en las que casi no me depilo ya, osease, las axilas. Ahí es dónde más he notado el láser. 

 

Dónde menos, es en el chichi (vamos a ser claras) y me da un poco de rabia por lo siguiente.

El chichi es una zona muy difícil de depilar bien con cuchilla, si te lo haces todo como es mi caso, y antes de empezar con el tratamiento te dicen que si hay pelo, el láser no va a quemar ese pelo; que por ese motivo hay que depilarse bien con cuchilla. 

 

Bien, pues a mí, en todas las sesiones, me han pasado la cuchilla un poquito para quitar el poco pelo que queda después de depilarme con cuchilla y poder pasar bien el láser. Sin embargo, esta vez, la persona que me atendió no lo hizo y me pareció raro. 

Aun así, sí que noté que el láser quemaba el vello, pero me quedé con la duda de si pasó el láser las veces que debía y por las zonas que debía o no…

 

Pero no solo me quedé con la mosca detrás de la oreja por esto, si no porque si os acordáis de las sesiones anteriores, yo sentía mucho dolor cuando me pasaban el láser (cosa que al principio no me pasaba) y en cambio, esta vez, no he notado nada de dolor. Únicamente pinchacitos y calor, al estilo primeras sesiones de láser. 

Yo le pregunté a la chica si esta ausencia de dolor en comparación con las sesiones anteriores era debido a que ya no tenía tanto pelo por esas zonas, y me contestó que sí, pero claro, si yo me sigo viendo pelamens antes de la sexta sesión, algo me hace pensar mal…

Tendré que ver que pasa cuando el vello quemado caiga y todas esas cosas, pero aun así… [resoplo].

 

Además, os recuerdo que en sesiones anteriores me dijeron que el láser me dolía tanto debido al incremento de potencia de éste y la chica que me atendió esta vez, a pesar de notar 0 dolor, me dijo que me había subido la potencia del láser en algunas zonas. 

Yo no entendía nada. De hecho, estuve toda la sesión pensando que me estaba haciendo NADA y que había pagado una sesión para nada, porque REAL, que sentía pinchacitos totalmente soportables y muy de vez en cuando. 

 

Mi pregunta ahora es: ¿suben la potencia cuando les da la p*** gana o tienen establecido las sesiones en las que deben subir la potencia? O es que se han inventado este dato… 

No lo sé, pero es algo que tengo ahí cruzado y que me encantaría saber, más que nada para ser consciente de si me han tomado el pelo o no. 

 

De todas maneras, pensad que esto os lo cuento pocos días después de la sesión. Como os decía, habrá que esperar a ver los resultados de esta sexta sesión y valorar. Os lo contaré dentro de tres meses.

 

Pd. Para quién lea esto, este mes de octubre, que sepáis que hacen 2×1 aquí, dónde me lo hago yo.  

 

¡Nos leemos pronto!

 

xoxo

 

Irene

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad