beauty
Beauty

Mi experiencia con la depilación láser #8

Welcome a mi octava sesión con la depilación láser. 

 

¿Octava? Sí, octava, así que si quieres leer las anteriores, te animo a hacerlo ahora, o después (sin problema). 

 

Esta octava sesión es digna de contar, así que allá voy.

 

 

Para empezar me ha atendido una chica muy extrovertida, que no paraba de hablar, nos íbamos riendo, me contaba sus cosas… La verdad es que un tanto surrealista, ya que en ocho sesiones no me había pasado nunca. 

 

Una chica muy sincera, todo sea dicho y a la que agradezco haber subido la potencia del láser. 

 

Hacía sesiones que no notaba ningún tipo de dolor, cómo bien sabrás si has leído las entradas anteriores. 

 

Hoy ha habido dolor, incluso en las axilas, que nunca me dolían. De hecho, le he tenido que decir que parara del dolor y le he apartado la máquina y todo. 

 

Ella me ha dicho que no lo había subido tanto como parecía, que se va subiendo gradualmente y que sus compañeras lo han tenido que hacer sí o sí… No sé el motivo por el cual me ha dolido tanto, pero lo ha hecho. 

 

Aun así, que duela quiere decir que sigue habiendo pelo (sea nuevo o viejo) así que si me ha subido la potencia, mejor. 

 

Hace unas sesiones estuve a punto de empezar a hacerme el labio superior, pero la mujer que me atendió me dijo que no me lo hiciera y lo dejé apartado. 

 

Como decía, la chica que me ha atendido hoy era muy sincera y cuando me ha preguntado sobre el tema (porqué se lo apuntan todo en las hojas) y me ha hecho enseñarle mi labio superior, me ha dicho que cómo se le había ocurrido, a su compi, decirme que no me lo hiciera y yo no he podido hacer más que reírme porque yo siempre he querido hacérmelo (como la gran mayoría de mujeres que conozco).

Así que me he animado a hacérmelo y ya tengo mis sesiones para empezar. 

 

Las sesiones en zonas minis, que les llaman (pies, manos, bigote, pezones (sí, sí)…), son cada mes, a diferencia de las zonas grandes del cuerpo que son cada tres meses como ya sabemos. 

 

Me ha costado autoconvencerme de que tenía que empezar con el labio superior, ya que se acerca verano, empieza a salir el sol, ya no llevamos mascarillas y no quiero que me salgan manchas (como dicen que salen) o que me salgan pelos por rasurarme el bigote (básicamente xD). 

 

La chica me ha dicho, primera noticia en ocho sesiones, que NO salen manchas, que es mentira. Lo que sí puede pasar es que sí te quemas con el sol y luego te pasan el láser por la zona, pues como es obvio bueno no es y es posible que deje marca, pero que el sol en si no hace que salgan manchas. Además, respecto a los pelos rasurados en la cara, como las sesiones son cada mes, en cuanto empieza a salir el pelo, ya te toca sesión y entonces no da tiempo a que salgan un montón de pelos y vayas por la calle con bigote notorio. 

 

Después de hacerme la primera sesión en labio superior puedo hablar desde la experiencia. 

 

Fui cagada de miedo, la verdad. Me rallé un poquito, ya que empecé a darle vueltas al verano, al sol, a las manchas, a los pelos, a pasarme una cuchilla por la cara (cuando NUNCA lo había hecho).

 

Me atendió la misma chica que me hizo la octava sesión y cuando cogió la cuchilla me dio algo y me entró la risa nerviosa. Realmente, no sé porqué, estaba bastante nerviosa. Era la primera vez que me iban a quitar pelos de la cara con una cuchilla… 

 

Y pasó. Adiós pelos y con cuchilla. 

 

La chica me dio un espejo para que me viera y aluciné, la verdad. Se notaba bastante (y eso que yo tampoco tenía mucho pelamen). 

 

Ya no había marcha atrás.

 

Me puso el gel que ponen para el láser y el primer laserazo ni lo noté. Uf. Subió la potencia y los dos laserazos siguientes son justo debajo de la nariz y noté que me ardían los dientes, a parte de que después de uno de ellos empecé a oler a quemado. El último ya ni lo noté. 

 

Cuatro laserazos en total, cremita y pa’ casa. 

 

¿No se nota nada cuando sales?

 

A mí también me preocupaba eso y me miré y no vi nada rojo. Para asegurarme le pregunté a la chica y me dijo que no se veía rojo ni nada, así que me fui para casa contenta. 

 

Ahora toca cuidarse bastante la piel de la cara, especialmente esa zona. Mucha crema solar e hidrante y a esperar al mes siguiente y a ver cómo van saliendo los pelillos del bigotillo xD (esto me causa mucha curiosidad que ya os contaré en cuanto lo sepa).

 

Btw, la depilación láser me la hago aquí.

 

Así que nada, ¡nos leemos en la próxima sesión!

 

¡Gracias por leerme!

xoxo

 

Irene

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.