madrid
DESTINOS,  ESPAÑA,  Madrid

Ir o no ir a HARRY POTTER: THE EXHIBITION, esa es la cuestión

Crecí con Harry, Ron y Hermione, así que cómo la gran mayoría de la población del mundo mundial, soy fan de Harry Potter.

harry potter the exhibition
Imagen de: El Café de las Cinco

Cierto es que no me he leído todos los libros (todavía estoy en ello) y a pesar de haber vivido tres años en Londres, no he ido todavía a los Harry Potter Studios.

Pero da la casualidad que ahora vivo en Madrid y es en la capital española dónde se celebra Harry Potter: The Exhibition estos días (que he de hecho se ha prorrogado hasta Abril de la cantidad de gente que quiere ir, imagino).

La gran pregunta de la gente que todavía no ha ido (y está pensando en hacerlo) es si vale la pena ir o no. Y por eso escribo esta entrada.

Antes de nada, una cosa es ser súper mega ultra fan de Harry Potter y otra es ser realista y yo a pesar de ser fan de Harry Potter, voy a ser realista.

harry potter the exhibition
Imagen de: El Café de las Cinco

LAS REALIDADES

  1. El precio ronda los 20 euros (no llega) si haces la visita normal (sin audioguía) y por ese precio vale la pena ir a verla (porque tampoco es taaaan caro). El metro te lleva hasta el recinto y no tienes que alquilar una limusina para ir.
  2. El recinto es enorme y nada más entrar hay como mucho espacio vacío (positivo por si hay mucha gente y se abarrota), pero podrían aprovechar ese espacio con más pósters de la saga, figuras (como la que hay del coche volador o como las que pusieron por todo Madrid) o más photocalls para que la gente se hiciera fotos y se repartieran más por esa zona.
  3. Como va por tandas horarias, nadie se te va a colar y entras según la hora que pone en tu entrada. La cola va rápido y puedes aprovechar para hacerte una foto con una pantalla verde cromo o directamente entrar a la exposición (yo opté por lo segundo).
  4. Una vez dentro (no voy a hacer spoilers), no entras directamente a la exposición. Hay ciertas cosas que le dan ese toque “mágico” (nunca mejor dicho), que hacen que esa visita sea algo más que ir a un museo. Por este motivo también vale la pena ir (aunque también hay que decir, que no morirás si no lo haces).
  5. Una vez ya dentro de la exposición, encuentras cosas con las que “interactuar” y otras con las que hacerte fotos y vídeos y otras tantas a las que hacerle fotos y vídeos. Hay detalles que seguramente con la audioguía (que cuesta un poco más) no te perderías, pero tampoco creo que te pierdas gran cosa si no la coges (lo digo porque vi a muy poca gente con la audioguía).
  6. La exposición no dura X tiempo, solo que sí te dan un tiempo X (1 hora para ser más exactos) para que la veas toda entera (pero ya os digo que no tardas una hora en ver todas y cada una de las cosas que hay ahí dentro).
  7. Por último, como no podía ser de otra manera, te encuentras con la tienda (casi igual de grande que la misma exposición). Hay de todo: grageas, ranas de chocolate, peluches, camisetas, libretas, varitas… de todo, vamos (y para los que hayáis estado en Londres, tiene (casi) los mismos productos que la tienda de Kings Cross).

Y esto viene a ser Harry Potter: The Exhibition desde mi punto de vista y experiencia, y como decía al principio, la respuesta a la pregunta del millón es que: NO, no es algo de vital importancia el ir a verla (por muy fan que seas de Harry Potter).

Así que tranquilos y tranquilas los que no podáis venir a Madrid a ver la exposición. Nunca he estado pero ahorrad un poco (bastante) más de dinero e iros a Londres a los Studios (como recomendación en base a lo que yo he visto y a lo que me han contado).

harry potter the exhibition
Imagen de: El Café de las Cinco

¡Nada más por hoy! 🙂 

XoXo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.