literaria
LITERARIAS,  RESEÑAS

El monje que vendió su ferrari by Robin Sharma

El monje que vendió su ferrari es un libro escrito por Robin Sharma, y es uno de esos libros que son un must en la vida, es decir que te lo tienes que leer antes de morir. 

 

El monje que vendió su ferrari expone la historia de Julian, un abogado de éxito que de la noche a la mañana (por varios motivos) decide vender todo lo material y se va a la India, a visitar los monjes de Sivana. Allí Julian aprende y adquiere muchísimos conocimientos espirituales y para la vida que decide compartir con John, un abogado que trabajaba con él en el bufete. 

 

Durante una noche, Julian, a través de la fábula del yogui Raman, le regala todos sus conocimientos a John y tú, como lector, los vas adquiriendo de la misma manera. 

 

A nivel personal, considero que es una lectura ideal para adentrarte en el mundo de la espiritualidad y del desarrollo y crecimiento personal. Es una lectura de la que aprender y de la que aplicar cosas a tu propia vida. 

 

Si estás muy metido en el mundo del desarrollo y crecimiento personal, quiero decir, si ya sabes del tema o has trabajado mucho en ti mismo, la lectura simplemente te recordará lo que ya sabes, e incluso es posible que te dé «ejercicios» para que si todavía no los aplicas, puedas hacerlo a partir de ese momento. 

 

A mí, personalmente, me pasa un poquito como esto último que menciono. Aun así, me ha gustado muchísimo y es una lectura recomendadísima. El libro tiene conceptos, ideas y frases que son para enmarcar y/o tatuarte a fuego en la mente. 

 

El monje que vendió su ferrari es un libro que tienes que leer a consciencia, no cómo si fueras a leerte una novela young adult

 

De hecho, yo me lo empecé a leer y lo dejé apartado un tiempo ya que consideré que ese momento no era el idóneo para adentrarme en él. Cuando me volví a poner, me ponía música relajante de fondo y me sumergía tanto en la lectura que sentía que en vez de leer, estaba meditando. 

 

Eso sí, siempre con un lápiz en la mano para subrayar o remarcar alguna idea que quiera recordar. Creo que sobra decir que este libro tiene muchas esquinas dobladas. 

 

Si estás pensando en comprarte este libro y leértelo o incluso regalárselo a alguien, hazlo. Yo me lo compré y lo leí y también lo regalé. 

 

La persona que lo lea nunca sentirá que es una mie*** de lectura, y si lo hace es que todavía no estaba preparada para que le llegase el mensaje. No pasa nada. Ya llegará el momento oportuno.

 

Yo, actualmente, estoy aplicando, de verdad y por fin, varias de las enseñanzas que propone la fábula del yogui Raman y noto la diferencia en mí misma. 

 

La lectura no es más que un cambio a mejor. No serás la misma persona después de leer el libro, y si no notas un cambio, por muy pequeño que sea, te recomiendo retomar la lectura en otro momento, sin agobios, pero hazlo. Por ti. Únicamente, por ti

 

¿Te animas a leer El monje que vendió su ferrari

 

Si es así, respóndeme en comentarios 🙂

 

¿Me recomendáis alguna lectura parecida a ésta? 

 

Ideas en los comentarios, please

 

¡Nos leemos pronto!

 

xoxo

 

Irene



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *