literaria
LITERARIAS,  RESEÑAS

Culpa nuestra #3 | Mercedes Ron

 

Uf. 

 

UF, en mayúsculas. 

 

He tardado una semana en leerme la tercera parte de la trilogía Culpables, escrita por Mercedes Ron, titulada Culpa nuestra y lo único que consigo decir es: ¡UF!

 

Vale, tengo que reconocerlo. 

 

Me ha encantado esta tercera parte y no voy a decir lo contrario. 

 

El final del segundo libro, y os dejo la reseña aquí por si queréis leerla, te deja un poco en plan: ¿y ahora qué se va a inventar la autora para que estos dos se reconcilien? 

Teniendo cero expectativas, ya que leí reseñas y la gente no hablaba maravillas de la novela, he de decir que he sentido miedo, la verdad.

Mientras iba leyendo, pensaba que la novela iba a acabar mal y no me sentía nada preparada para ello. 

 

Spoiler: acaba bien. 

 

Dicho esto, empiezo la reseña a mi manera. 

 

¡Vamos allá!

 

 

Como decía, el segundo libro podríamos decir que acaba mal. Acaba con la ruptura de Noah y Nicholas, por un asunto que todavía me tiene un poco en shock y que todavía no me ha quedado del todo claro, pero bueno, que acaba mal.

 

Me di un día y empecé a leer la tercera parte con muchas ganas. Necesitaba saber qué se inventaba la autora para hacer que Noah y Nicholas se reconociliasen; cómo eran sus encuentros, porque era obvio que iba a ver reencuentros y si soy sincera, al principio temí. Temí que fuera una trilogía que acabase mal, porque muchas veces, durante la lectura, te da esa sensación, al menos a mí.

 

He estado toda la novela con un nudo en la garganta, un poco de taquicardia y leyendo hasta las tantas para saber qué demonios iba a pasar con ellos dos. 

Al principio no me esperaba para nada lo que acaba pasando en esta última parte, pero a mitad de novela, me lo vi venir, la verdad. 

 

Hay un momento en la novela, en la que Noah está de fiesta, y Nick también está ahí. Noah vomita, le baja la regla… Nick la lleva a casa… 

 

Yo aquí ya me imaginé cosas, y no me equivoqué. Y con esto no digo que la novela sea para nada obvia, porque no lo es, pero bueno si estás alerta, atenta y piensas un poquito más allá de la lectura, pues se te pasa por la cabeza el desenlace. 

 

Antes he dicho que no iba a decir lo contrario, y no voy a hacerlo.

 

La verdad es que Culpa nuestra me ha gustado muchísimo para mi sorpresa. De hecho, creo que de las tres partes, es la que más me ha gustado.

 

Sin embargo, el motivo por el cual la autora decide que ambos protagonistas se recononcilien, aunque es «bonita» no me parece la más adecuada. Aun así, Mercedes Ron expone lo que tú piensas como lector, a través de sus protagonistas, respecto al tema y puedes llegar a entender la situación. 

 

No quiero hacer spoiler y no voy a añadir detalles al respecto, pero sí quiero decir que a pesar de todas las posibles incoherencias que se pueden llegar a leer en esta tercera parte, porque algunas hay (pero no me las he apuntado y no sabría exponerlas ahora mismo), la novela adquiere un aire más maduro, más adulto. 

 

Noah y Nick, a pesar de todo, demuestran haber madurado y haber crecido. El tiempo separados les ha ido bien para demostrarse a sí mismos lo que necesitaban demostrarse y crecer por separado, para después poder seguir creciendo juntos y eso me ha gustado.

 

Recomendar esta tercera parte, sin haber leído las anteriores, es una tontería, pero lo voy a hacer. 

 

Las trilogías son lo que tienen. Hay alguna parte que te gustará más que otra, pero es lo que hay. 

 

Recomiendo seguir leyendo las novelas de Culpables si te has empezado ya la trilogía. Al final, hay que pensar que la historia ha salido de la mente de una persona como tú y como yo, y que es una historia, como otra cualquiera, que también merece ser leída. 

 

Y tú, ¿qué opinas de Culpa nuestra? ¿Y de la trilogía en si?

Te leo en comentarios 🙂

 

xoxo

Irene

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.