reseña cine
CINÉFILAS,  RESEÑAS

A través de mi ventana | La película

A través de mi ventana es la adaptación cinematográfica de la novela de Ariadna Godoy, titulada también A través de mi ventana. 

 

Antes de empezar, decir que no me he leído, todavía, el libro y que no puedo comparar ambas versiones. Sin embargo, sí que puedo dar mi opinión sobre la película en si. 

 

He leído por ahí, que la versión cinematográfica está bastante bien adaptada, y que todos los detalles de la novela no pueden aparecer en casi dos horas de película, pero esto es obvio con cualquier adaptación.

 

 

A través de mi ventana trata de Raquel, una chica enamorada, en secreto, de su vecino, Ares. Un día, éste le roba la clave del Wi-Fi y a partir de ahí todo empieza a cambiar. 

 

Este sería el resumen, más resumen de todos, ya que si digo algo más haré spoiler y no quiero. 

 

Empecé a ver la película con un poquito de nervios, ya que está habiendo mucho hype con esta película y las expectativas están muy altas. 

 

Antes de hacer la reseña a mi manera, decir que la película me ha gustado, así en general. Es la típica película de romance juvenil, con toques eróticos, con un protagonista masculino malote y una protagonista femenina que no ha roto un plato en su vida. Vamos, lo de siempre. 

 

Para mí, la película A través de mi ventana, va a mil por hora. Es decir, al principio todo pasa super rápido, cosa que un día después de ver la película agradezco, ya que quizá estamos acostumbradas a ver películas que se alargan sin saber porqué, y ésta va a lo que va. 

 

Aun así, cuando estaba viéndola pensé que acabaría la película antes de lo previsto, porque en menos de una hora ya había pasado de todo entre los protagonistas y ni siquieran era pareja, que intuí era a lo que aspiraban ambos protagonistas. 

 

La voz de Clara, la actriz que interpreta a Raquel, me puso muy nerviosa al principio y supongo que durante la película te acostumbras a su tono y te acabas adaptando, pero al principio resultaba un poco insoportable. 

 

Tengo que mencionar que la química entre ambos protagonistas es innegable. Como decía, desconozco la novela, pero la química entre ambos es de 10 y creo que debe ser difícil crear esa química y que traspase la pantalla y nos llegue como público. 

 

Aun así, estamos un poco en lo de siempre, cuando se trata de este tipo de novelas/películas. La poca autoestima de la mujer frente a un tío malote, atractivo… Lo positivo que veo en estas escenas es que muchas mujeres podemos sentirnos identificadas con la situación que vive Raquel con Ares, y que según la reacción que tú tengas como audiencia te hará ver que lo que estás viendo es toxiquísimo y que eso no es lo que quieres para ti. 

 

No quiero hacer spoiler, pero no puedo no mencionar lo siguiente. Me grinyoló mucho la actitud de la madre de Raquel. Espero que en el libro se explique esto muchísimo mejor, pero después de todos los feos que le hace Ares a Raquel, la madre la anima a estar con él, a qué si le gusta y está enamorada que luche por él… Yo aluciné, ya que creo que una madre con dos dedos de frente lo último que diría es eso, pero bueno, es ficción y considero que esa parte chirría un poco en la película. Espero que no lo haga en la novela.

 

Por lo demás, no tengo mucho más que decir. Bueno sí, me gustó mucho también, el sonido de las respiraciones. No sé cómo explicarlo, pero se oye, se percibe mucho y le da un toque especial a la película; te hace sentir muy cerca de ellos, como si estuvieras ahí. 

 

Respecto a los otros personajes, me parecieron interesantes los papeles de Apolo, el hermano de Ares y el de Yoxi, el mejor amigo de Raquel; en plan que podrían haber dado mucho más de si. 

 

Antes de acabar, me gustaría saber si, después de ver la película, vale la pena leerse la novela. Si lo sabes, dímelo en comentarios, porfi. 

 

Y para despedirme te dejo el trailer de la película por si te apetece verlo 😉 

 

 

 

xoxo

 

Irene

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.